Mercedes Chenaut

Imagen escritores: 
AMOR DE CINE

A Magena le volvía continuamente el recuerdo del olor a cine, a encierro, a butacas en la oscuridad, a la pantalla iluminada de rojo hasta que irrumpía el verde de las montañas nevadas, los abismos de belleza increíble, la mujer avanzando a las corridas desde el fondo, con los brazos abiertos, cantando:  “The hills are alive/ with the sound of music..”
Le volvía cada noche la escena en el parque: el capitán Von Trapp, tan adusto hasta momentos antes, ahora iluminado por una sonrisa socarrona, nueva, en su boca atravesada por la más seductora de las cicatrices; María, tristona, con los ojos bajos, hasta el momento del diálogo en la glorieta, hasta el tomarse de las manos, hasta las miradas profundísimas, hasta los besos suaves, tiernos, largos, que anunciaban el final feliz a pesar de los nazis, de la guerra, de la huida por las montañas desde el Salzburgo natal.
Magena imaginaba que le llegaría él, tarde o temprano. Un hombre como el capitán Von Trapp al que la unirían lazos esenciales, absolutos y definitivos. 
Aún ignoraba lo que era el sexo y, más aún, cómo se lo ejercitaba pero le parecía que no se necesitaba más para la felicidad que una glorieta, una noche propicia, las manos entrelazadas y los besos.
Cuando advirtió a Juan, tan rubio y caprichoso, simpático con todos e indiferente con ella, se enamoró desesperadamente. Él era cuatro años mayor, dueño de los caballos más bravos del valle, capaz de seducir a las chicas más lindas y sabía de Magena sólo porque era amiga de sus hermanas. Lograr una frase, una mínima respuesta de Juan, le movilizaba el mundo. Ir a su casa, oler su cotidianidad, mirarse en uno de los espejos donde él se miraba, identificar su ropa tirada en el suelo, alimentaban su ilusión.
Él jamás la miró.
Con el tiempo, apareció Abel, reticente y egoísta, pero posible. Se enamoró otra vez y olvidó a Juan. Lo quiso y lo deseó como sólo ella sabía: con desmesura. Amó a Abel y en él a Juan y al capitán Von Trapp y a algunos otros amores imposibles que habían aparecido a lo largo de su adolescencia. Lo besó con desesperación, danzó los rituales del sexo, soñó con hijos y conoció la entrega total.
Lo que después sucedió es otra historia. Son otras historias. Pero en todas ellas, sin faltar ninguna, estuvo siempre el Capitán Von Trapp, con su sonrisa socarrona, nueva, en la boca atravesada por la más seductora de las cicatrices.


LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO: S.M. de Tucumán, 19 de Junio de 1957.

DIRECCIÓN:  Estancia “Los Cuartos”  Miguel Critto s/n  Tafí del Valle  Tucumán y en San Miguel de Tucumán, calle Muñecas 754 Piso 13 A. Oficina: 25 de mayo 920, Block A, 4to. A.

TELÉFONOS Y CELULAR: (0381) 4226983 – (03867) 421124  Cel. 0381- 155874230


D.N.I.: 13.278.810

Estado Civil: Casada. Cinco hijos, ocho nietos. 

Soy LICENCIADA y PROFESORA EN LETRAS, egresada de la Universidad Santo Tomás de Aquino.
Trabajé en el CIILIJ -Centro de Investigación en Literatura Infantil y Juvenil de la Universidad Nacional de Tucumán- como Encargada del Area Investigación y Docencia, en los años 90
Coordino desde hace 22  años el TALLER LITERARIO “ANIMARSE A GRITAR” 
En Tafí del Valle, organizo y cooordino desde hace 10 años, un espacio cultural durante los meses de Enero y Febrero, en Estancia Los Cuartos.
Publiqué en La Gaceta Literaria del diario La Gaceta de Tucumán, desde el año 1974 y hasta 2004: cuentos, poesías, crónicas de viajes, prosa lírica....
Como cuentista colaboré en varias antologías.
Escribí un libro junto a Juan Carlos Yapura, nativo tafinisto, de carácter literario antropológico titulado  “MEMORIAS DE UN ELEGIDO: Juan Carlos Yapura y los Tesoros de Tafí”. Tiene  ya tres ediciones. Publiqué un texto testimonial “ELEGÍ UN TUMOR” y tengo en imprenta un volumen de relatos: “TREMENDAS”.
Dicté cursos, conferencias y actué como expositora sobre temas literarios –muchos relacionados al universo borgiano- y presenté en congresos y simposios ponencias cuya temática se vincula a la tierra tafinista, donde asesoro y tengo a cargo el área reservas e informes de mi emprendimiento “Estancia Los Cuartos”, dedicado al Turismo Rural Cultural Espiritual.